SASUSAKU-CONFLICTOS VAMPIRICOS

Ir abajo

SASUSAKU-CONFLICTOS VAMPIRICOS

Mensaje por Nanyumi el Vie Mar 03, 2017 9:24 pm

1 Capitulo.

Por el antiguo pueblo, doncellas con notables vestidos caer a los suelos, algunas con sus esposos y otras solas o con sus amigas. Lo que el mundo no sabia era que ese pequeño pueblo tenia un secreto unico. Vampiros, habia unicamente una regla que debia ser tomada en serio si querian conservar sus vidas, no salir de noche. La gente que no obedecia aparecia a los muchos dias despues palidos sin vida en el bosque. Las doncellas eran las mas vistas con mordidas en sus muñecas y cuello por querer ver a sus amados en secreto por las noches.

En una mansion alejada de las casas vecinas, vivia una familia vampira, de las mas prestigiosas de todas, los Uchihas, temidos por los vampiros y respetados por los humanos. Que consistian en 3 hijos, dos hombres y la unica chica de ellos. Y sus padres, el mayor de ellos se llamaba Itachi, y los dos menores Sasuke y Sakura. Estos vampiros eran los unicos que no eran amenazados a la luz del dia o a medallas religiosas, lo unico que tenian en comun era el apetito. Que despertaba todas las noches ferozmente.

Sakura estaba en su cuarto con su nana, atendiendo su cabello hasta dar por terminada la tarea.

-- Listo señorita, quedo perfecto. --

-- Arigato, nana. --Le contesto de manera indiferente--

Al levantarse, era toda una belleza. Sus ojos resaltaban como ninguno, su cabello completamente recogido con unos pocos mechones asomados en su frente y mejillas. Su hermoso vestido blanco dejaba ver sus hombros y parte del pecho donde rodeaba su cuello una cadena de media luna que brillaba, su vestido tenia otra capa interior color negra, sus mangas eran largas y ajustadas a sus delgados brazos, sus labios eran rosados por naturaleza al igual que su palido rostro. Aun asi, se podia ver mucha seriedad. Bajo por las escaleras de la casa de manera pausada y elegante, el vestido arrastraba por cada escalon.

-- Vaya, te ves guapa Sakura. --Le guiño su hermano mayor juguetonamente mientras avanzaba con su traje de etiqueta negro--

-- Arigato. --

-- Humph, he visto mejores. --Despreciandola con sus ojos el azabache--

-- Te odio. --Le susurro adelantando el paso la peli rosa--

Esta vez la familia quizo ir a pie y no en coche. Sakura tomo su sombrilla de hermosos adornos cubriendose contra tantos chicos que pronto veria.

-- Estan perfectos mis hijos. --Sonrio la madre de ellos soltando una lagrima con un moño y largo vestido rojo intenso--

Fugaku tomo la mano de su esposa y siguieron avanzando, el camino fuera de casa era la atencion de casi todas las personas. Las chicas enloquecian por Sasuke que vestia un traje de etiqueta negro al igual que Itachi. Sakura solo ignoraba miradas y centraba toda su atencion en el camino.

-- Debes estar orgulloso por tu reputacion Itachi, mas de 5 se han desmayado. --Le dijo sin mirarle--

-- Jun, soy imposible de evitar. --Sonriendo--

-- Veo a mas de 10 doncellas preciosas, en cambio tu Sakura, vistes de manera fea. --Burlandose del vestido de la ojijade--

-- Ha, perdona. Es que yo no me visto como esas zorras a las que tanto adoras. --Devolviendole la burla--

EL camino fue un poco largo hasta llegar a otra mansion, entraron todos. Sakura le dio su sombrilla a una sirvienta y siguio su paso. Se encontraron con Katy, la hija del viejo amigo de fugaka, que sin pensarlo se abalanzo sobre Sasuke como si estuvieran solos.

-- ¡Sasuke!, como te extrañe. --

La chica era igual de palida, tenia ojos marrones , y cabello atado a un moño rojo. Toda su vestimenta era roja.

-- Hola Katy, estas preciosa. --Besandole la mano a Katy de manera cortes--

-- ¡Arigato Sasuke-kun!. --Coqueteandole--

Sakura e Itachi no tomaban en cuenta el escenario de Sasuke y Katy, a Sakura desde pequeña siempre le cayo mal, tenia marcado en su rostro como se dejaria llevar por cualquier hombre en menos de 3 minutos. Era una chica muy facil, y su presa. era Sasuke.

-- ¡Hola Itachi-kun!. --Saludando desde distancia--

-- Hola Katy. --Casi de manera sonriente--

Katy no tenia pensado saludar a Sakura, a ella tambien le caia muy mal. Ya que los hombres la acortejaban mas a ella que a cualquier doncella. No solo por eso, sino porque en sus ojos celestes veia frialdad y desaprobacion a su divertida y coqueta personalidad. Se fue jalando del brazo a Sasuke hacia el comedor, Sakura e Itachi llegaron despues viendo a Sasuke ya sentado con Katy apegada a el, su madre y padre estaban del otro lado de la mesa conversando, los padres de Katy aun no habian llegado, Itachi caballeroso de forma dulce le ofrecio un puesto a Sakura, que se sento lujosamente, despues Itachi se sento a un lado de ella.

Despues de pasar un rato, llegaron los padres de Katy. Se inclinaron de manera cortez y se sentaron al frente de todos.

-- Perdonen la demora, no es comun. --Se disculpo la madre de Katy--

-- No se preocupen, estan en su casa. --Les dijo fugaku--

-- ¡Vaya!, Sakura. --Exclamo la madre de Katy-- luces como toda una belleza. --

-- Mama, es imposible que no la haigas visto. --Agrego Katy de manera ironica--

-- Arigato, me alaga sus palabras. --Contesto Sakura--

-- Hum, bueno Fugaku. ¿Que pensaste en la propuesta?. --

-- Me parece lo correcto, ademas. Nuestros hijos ya saben estar solos. --

-- ¿De que hablas padre?. --Irrumpio Itachi sin quitar su expresion seria--

-- El padre de Katy y nosotros vamos a hacer un viaje por todo el mundo con mantener en pie nuestra promesa, y averiguar. Que otros vampiros siguen la norma. --

Sakura en aquellos momentos estaba ausente de lo que decian, le daba igual si se iban de viaje sus padres, lo veia normal. Aunque fuera la primera vez que se iban lejos de casa.

-- Disculpen, voy a tomar aire fresco. --

La peli rosa se esfumo del lugar, todos los sirvientes, mantenian su vista fija a Sakura. Algo que paso sin importancia, se fue al jardin. Habia un mueble que se columpiaba de manera sola por el aire. Se sento en el dejando colgar sus pies que eran invisibles ante el vestido. Habia tanto que admirar en cada planta que rodeaban sus ojos jade. Despues ya habia otra aura detras de ella que conocia perfectamente, ya no se colummpiaba sola. Sino esa persona dulce y admirable. Itachi.

-- Humph, es algo inusual este tipo de viaje en nuestros padres. --Sonando tranquilo y pacifico--

-- Es algo inevitable, no todo el mundo mantiene los lazos cerca. --

En los ojos de Itachi brillaba un aura especial, siempre le habia encantado las palabras de ella, eran tan solidas. Guardando en su interior un corazon que inevitablemente tendra alguien mas en un futuro, su cabello tenia una fragancia en que al aspirar a su olfato. Le transmitia una pizca de belleza de la que le abundaba, su espalda escultural tenia una silueta fragil, palida, su cuello. Le estaba volviendo alguien completamente sin sentido al admirarla muy cerca.

-- Hem, creo que debemos irnos ya. --

Los dos se fueron de aquel lugar, el clima circulaba por los alrededores con su espeluznante frio, era algo miserable comparado con pequeños rayos de luz transmitir el cuerpo de la peli rosa vida.

-- Itachi, Sakura. El viaje sera hoy mismo, hemos mandado a unos hombres a traer el equipaje, vuelvan con su hermano. Esta en la casa. --

Los dos se inmutaron a despedirse con la mirada de su padre, todo era serio y directo. Al llegar a la mansion, ningun espacio cobraba vida. Sakura entro y se encerro sin nada mas que decir en su cuarto. Se desvistio dejando el vestido en el suelo, mostrando a la vista un vestido mas pequeño y ajustado del pecho, de suave seda. Estaba en ropa interior, de un tiron su cabello liso se desato suavemente hasta quedar mas abajo de la cintura, se quito los zapatos y se metio a su cama matrimonial con cortinas rodearla dejando ver casi transparente. Quedando dormida.

_____________________________________________________

La noche llego con gran intensidad, las cortinas de la cama se movian. La puerta habia sido abierta por Itachi, que con cautela. Se acerco a la cama viendo alrededor la ropa. Retiro una parte de la cortina para asomar su vista, ahi estaba todabia dormida Sakura, sus expresiones frias habian desaparecido por completo, su cabello exparcido por la cama, con la cobija llegar hasta su cuello. Sonrio al verla como una niña de 4 años.

-- Sakura, despierta. --

El rostro de la oji jade despertaba, hasta estar a su expresion comun.

-- Ya es hora, no tardes. --Yendose del cuarto--

Sakura desperto, con ayuda de la sirvienta volvio a su habitual moño, con un vestido color negro de adornos grises, bajaba las escaleras. El hambre la estaba dominando, fue al comedor, estaba solamente Sasuke. Por su mala suerte, se sento sin decir media palabra y esperar. Al momento llego Itachi.

-- Tengo hambre. --Hablo Itachi de manera casi enojada--

Pasaron a 1 caballero y a dos doncellas, que entraban con algo de temor. Sasuke e Itachi seducian a las doncellas hasta absorberles toda la sangre, Sakura se aproximo a su victima. La miro tan directamente, veia panico en ellos. Su mano hagarro el hombro del joven hasta tener sus colmillos cerca de su cuello. Los ojos jades se iban volviendo un rojo intenso. Al casi llegar al inicio de la mordida, sintio un rechazo. Se separo de el, volviendo a verlo.

-- Te dejare con vida. --

Lo solto, la misma victima no se creia que aun estaba vivo. Los 4 orbes negros la miraban de manera casi escesiva. Para Itachi fue sorprendente pero a la vez extraño, rechazar a una presa, era algo dificil. Muy dificil, se debe tener mucha voluntad y fuerza para no matar. Tras pasar 3 segundos, Sakura se fue de la vista de todos, incluso la victima que estaba arrodillada del susto, tras no aparecer ante la vista de Itachi, se fue casi corriendo para no perderla de vista.

-- ¡Sakura!. --Al verla frente a el caminar--

-- ¿Que quieres?. --Volteandose con un semblante enojado y lleno de euforia--

El azabache se sintio estupido, nisiquiera sabia porque la habia llamado.

-- ¿Que fue eso?. --

-- Lo que viste, no mate a alguien. ¿Sorprendido?. --Comenzando a caminar--

-- Eso es mostrar ante nuestra familia la peor de las verguenzas. --Dijo altaneramente Sasuke de brazos cruzados ya a un lado de Sakura--

-- ¿Acaso eso me vale de algo?, dimelo tu. --Le reto la peli rosa--

-- No es que te valga, sino que te conveniene. --Le contra resto la frase--

-- Podria decirte que estoy perfectamente, Sasuke. A diferencia de ti, tu carne es debil. No podrias nisiquiera parar un instante con tantas zorras que te han tocado. --

-- ¡Basta!. --Se interpuso el mayor de todos frente a los dos--

Nisiquiera el llamado detuvo las dos miradas que se miraban repulsivamente con odio y asco, se tenian algo mas que odio. Querian matarse el uno al otro sin compasion, Sakura solo se efumo de ahi dejando todo en silencio. Llegando a salir de la casa para tomar oxigeno fresco, a decir verdad se habia alejado mucho de casa. Hasta llegar al bosque, su lugar mas acogedor. Con la punta de sus pies salto en un arbol, hasta llegar a la cima. Se sento con sus pies colgando.

Pov Sakura.

Nada habia cambiado en tanto tiempo, mis ojos estaban gloriosos al ver belleza pura en aquel lugar, silencio, fauna, la intensidad de la luna. Todo era tan perfecto y lleno de vida a su alrededor, a mi misma me veia como algo lejano de aquello. Yo, era completamente distinta, un ser sin vida, algo andante. Eso me pesaba, comence a descubrirlo al ver en aquellos ojos llenos de terror, me veia a mi misma, sin reconocerme. Detestaba mi forma de vivir, mis pasos cada vez eran mas oscuros. A pesar de tener 18 años veia la vida lo mas cruda, como si mi vida hubiera envejecido prematuramente, en ver lo correcto como incorrecto. Algo normal en lo que se convertiria un rechazo, rechazo de mi misma. Y eso era lo que mas me dolia, no aceptar y asumir mi naturaleza.

La cabeza de Sakura rondaba a lo lejos de su mas profunda mente, al darse cuenta habia pasado horas en ese magnifico lugar, que era su unica compañia. Bajo del arbol, corrio hasta su casa nuevamente, entro por la ventana para ahorrarse de ver a Itachi. No tenia humor para hablar o escuchar, solo queria permanecer en su cama. Se quito el vestido dejandolo encima del espejo, se quito los perifollos del peinado para tener su mas fino y natural cabello comodo. Se arrecosto en la cama boca abajo, sus ojos no deslumbraban su habitual color, eran mas oscuros. Sus piernas eran mostradas a la vista, estaba en ropa interior, su tez palida como siempre, su sedosa piel dejaba un aroma del que solo ella podia transmitir, oyo un crujido de la puerta, pero antes de que pudiera alertarse o defenderse, ya alguien estaba detras de ella, sentada en la cama practicamente ahorcada por un brazo en su cuello, se estaba quedando sin oxigeno, al ver de reojo. ¡Sasuke!.

-- ¿Q......Que, haces imbecil?. --Con gran dificultad--

Despues de eso fue soltada bruscamente, cayendo de nuevo a la cama. Se giro rapidamente para empujar a Sasuke, con instintos asesinos. Se abalanzo encima de el contra restando su cuerpo sin exito, hasta que sintio un puñetazo en su mejilla, salio volando hasta chocar con la pared bruscamente, la peli rosa se levantaba con sus ojos rojos sangre, Sasuke tambien tenia la misma pinta, los dos tenia odio mutuo. La mejilla de Sakura dejaba caer gotas de sangre.

-- Te arrepentiras de esto, maldito. --Enfurecida le marco Sakura--

-- Humph, dudo mucho que puedas vencerme. Estupida. --

Los dos mantuvieron sus vistas conectadas, concentrados en cualquier golpe por parte del otro. Sus ojos llenos de ira entre cerrados.

-- ¡¿Pero que hacen?!. --Pregunto Itachi ya en medio de los dos con su habitual rapidez--

Los dos se seguian mirando con odio, pero Sakura prosiguio hablando.

-- No te metas Itachi, Sasuke no sale de aqui sin antes recibir una leccion. --

La peli rosa avanzo un paso a lo que Sasuke igualo, pero antes Itachi paro la situacion.

-- ¡O paran, o tendran su castigo los dos!. --Furioso-- ¡Sasuke, tu vienes conmigo!. --

Sasuke se marcho sin protesta con Itachi detras, Sakura bajo la guardia. Pero mantenia en sus ojos el color vivaz rojo. Se fue al baño de su cuarto para verse en el espejo, tenia la mejilla sonrosada por el golpe. Que al instante se curo, cerro el cuarto de un portazo con llave y camino hasta su cama, esperando calmar sus nervios de odio. Permanecio con su vista en el techo, el dia se convirtio en su pesadilla. No queria salir de su cuarto. Pero su nana entro abriendo las cortinas del sol, Sakura se levanto pesadamente, haciendo unas cuantas preguntas a su nana.

-- ¿Donde esta Itachi?. --

-- He, salio señorita. --

-- Hump. --Saliendo de la habitacion ya vestida--

Las manos de Sakura se apollaban a las barandas de la escalera, no por temer caerse, sino por sentir contacto con la lisa madera tallada ingeniosamente, la vista de Sakura era perdida, como si su alma se hubiera elevado a la nada, entro a la libreria con su serenidad al maximo, no vio pero percato que estaba su hermano Sasuke. Hagarro 6 libros, que tenia abrazados en sus brazos. Al salir le dio una ultima mirada fulminante al Uchiha y se marcho con la vista apegada a su espalda, entro nuevamente a su cuarto, se sento en su escritorio, los libros eran de escritores muy famosos, con sus reesplandecientes portadas en los libros, miraba a cada uno, su mirada capto un parrafo, el primer parrafo a decir verdad, de un protagonista. Se imagino sus fracciones, su rostro, hagarro una hoja y una pluma, era tan captante la imagen que imaginaba y estaba escribiendo, hasta estar la hoja repleta de una imagen tan perfecta, tan humana, con ojos repletos de nada, tal y como la novela era, un heroe de la maldad, incrustado en su propia nada, Guardo la hoja en uno de los cajones de el escritorio, los libros los ordeno en forma de montaña y se levanto de la silla, derepente sintio un dolor extraño en su cuerpo, que iba siendo efecto catastroficamente sobre su cabeza y organos vitales, cayo arrodillada, su garganta quemaba, su mano la tenia sostenida, se estaba retorcijando del dolor, su cuerpo tenia tanta debilidad que no pudo sostenerse mas tiempo, callo por completo en el suelo, sus ojos se iban tornando rojos poco a poco, su cuerpo temblaba mucho con dolores que parecian espinas sobre su piel, su cabeza daba cueltas, hasta quedar tranquila en el suelo jadeando, se dio cuenta, estaba el quien por suerte no queria ni ver en pintura, Sasuke de brazos cruzados apoyado a un lado de la puerta con su mas interes por verla sufrir, y le gustaba, era como un banquete en bandeja de plata, le gustaba verla sufrir, Sakura se dio cuenta, estaba sedienta por sangre, la sangre, tan ansiada en esos momentos, se levanto, pero se percato de que estaba muy debil, demasiado para ser verdad, queria caminar, pero se volvio a caer arrodillada, vio a Sasuke, sin mover un pulgar. Lo miro con odio, aun cansada volviendose a levantar.

-- Q-que haces en mi cuarto im-becil. --

-- Estas muriendote hermanita, y dejame decirte. Lo disfruto mucho mas de lo que puedes imaginar. --Con una sonrisa reflejar sus finos labios--

-- ¡Higf!. --Grito del dolor, su cuello clamaba sangre--

Sakura logro llegar a la cama, no podia siquiera hablar, se apoyo de la cama, sus manos aferraron su cuello, sus ojos habian alcanzado el limite rojizo, estaba desesperada, nadie la ayudaria, Sasuke no diria una palabra de ayuda, no la auxiliaria, su cabeza estaba apoyada al borde de la cama, no podia auto controlarse, la silueta del azabache la tenia frente a ella.

-- Pobre Sakura, ¿tienes sed?. --Inclinandose al nivel de la cama--

-- T-e odio. --Con desgarre en sus debiles palabras--

Sasuke sonrio, en un instante cerro la puerta y ventanas, volvio a estar junto a Sakura.

-- Humph, me ha provocado una venganza muy dulce Sakura. --

El Uchiha hagarro a Sakura de las muñecas y la arrecosto en la cama, estando el casi sobre ella.

-- N-no te atrevas. --Con voz baja y debil--

-- Hasta que me supliques. --Le sonrio el azabache de forma arrogante dejando ver sus colmillos--

-- "¡Demonios, me va a matar!". --Penso la oji jade asustada--

-- Humph, no te matare Sakurita. Solo, me divertire un rato contigo. --Acariciando mi mejilla--

La oji jade miraba atentamente sus colmillos, en busca de soluciones, o lo que sea. Pero estaba atrapada, cuando su cara se acercaba mas Sakura intentaba retroceder aunque la almohada le impediria eso, roso los labios de la oji jade, por primera vez en la vida, sentia otro tacto que no fuera la liquida sangre, pero no aceptaba eso como su primer beso, ¡no lo aceptaba!. ¡Era su idiota hermano!, claro que ahora se estaba saliendo de sus casillas, apegandose mas a Sakura experimentando otro tipo de sensacion aparte de el odio que los dos se tenian, Sakura no hacia mas que mirar al techo con desilucion, su hermano, estaba dandole besos en el cuello de manera cautelosa, como si temiera herirla, algo que jamas se habia mezclado con el frio azabache que la mantenia en el infierno todo el santo dia, los tactos se volvian mas intensos, rompio con el filo de sus dientes el lazo de adorno que mantenia el vestido en sus pechos, nadie la salvaria, las sirvientas temian a cual de los dos traicionar si por casualidad los veian, a Sakura o a Sasuke, ya que cualquiera de los dos tenian pinta de hacer añicos al que le tricionara, Sakura solo podia respirar, al tanto de que tenia un arma de doble filo, "recuperacion". EL joven azabache recorria la punta de su lengua en su cuello, pero no se atrevia a morderla, el olor lo mantenia drogado, su fragancia a cerezo era enloquecedor, tanto que no percataba a la oji jade sino a su cuerpo, bajaba su mano abajo de su vestido, era estresante tener el vestido encima, al apenas rozar sus frios dedos con la pierna de esta, se abalanzo contra el de manera feroz, mostrandole sus colmillos listos para matar, su vista, sus ojos de un instante se volvieron rojizos, sus manos mantenian encerradas las muñecas del azabache, que la veia con burla.

-- ¡Sakura, Sasuke!. --Grito un peli negro enojado detras de la puerta-- ¡abran la puerta!. --

Los dos hermanos mantuvieron sus vistas hacia la puerta por poco tiempo, no les importo lo que pasara luego, en aquellos momentos, el odio los mantenia vivos, y detenerse, era una fuerza sobrehumana que en ellos no poseia, ¿tolerancia?, no valdria de nada, ¿hacer como si no hubiera pasado nada?, nunca, ¿despues de haber llegado tan lejos?, ni en una eternidad, ¿el perdon?, estaba extinto, sus iras contenidas querian ser desatadas inmediatamente como bestias enjauladas, ¿orgullo?, en esos momentos el orgullo no valia nada, solo la ira, los dos estaban apunto de atacarse, pero la puerta fue abierta con una doble llave, Itachi entro mas que inmediatamente antes de que los dos hicieran una catastrofe, quito a Sakura que sin querer herirlo, lo empujaba, no queria tener compasion con ese imbecil, y el azabache no controlar la situacion.

-- ¡¿Acaso estais locos?!. --Les acuso el peli negro a los dos enfadado--

Ninguno protesto, ni hablo, solo se miraban, con la mejor palabra "rencor".

-- ¡Me tengo que ir de casa y ustedes no pueden vivir sin matarse por un dia!. --

-- ¡No fue mi culpa!, ¡Sasuke!. --Preparada para hablar pero pauso--

La oji jade paro en seco, recordo algo, lo que habia hecho Sasuke hace unos instantes la callo, por alguna razon quedo muda, y eso extraño a Itachi, claro que por el contrario, Sasuke sonrio casi sin notarse, Itachi no le dio mas vueltas al asunto y se esfumo.

-- Estoy muy decepcionado de ustedes. --Dijo con melancolia antes de irse--

Sakura miro a Itachi, con tristeza, queria explicarle, pero se contuvo, Sasuke le importo menos su hermano mayor y seguia mirando a Sakura de brazos cruzados.

-- ¿Que hiciste?. --Sin mirarlo--

-- Humph, nada. --Retirandose de la habitacion--

La sirvienta se acerco a la peli rosa que no salia de su trance, con una mano en su hombro palmeandola.

-- Vamos señorita-Sakura, no se preocupe. El señorito Itachi, no dijo eso para lastimarla, solo estaba enojado y estresado. --

-- Arigato, pero. Preferiria estar sola por un rato. --Con su voz apagada--

-- Entiendo, a proposito. El señorito Itachi se ira esta noche.

-- "¡No por favor no, Itachi...Justamente esta noche". --

-- ¿Hum?. --Viendo a la peli rosa sorprendida--

-- Tengo que hablar con el. --Yendose del cuarto mas que inmediatamente--

Los ojos jade miraban a todos lados casi desesperados, la pregunta era ¿donde coño estaba Itachi?, al impacientarse lo encontro en su cuarto, de espaldas en su balcon viendo la noche, Sakura entro silenciosamente hasta estar a su lado.

-- Sakura... --No sonando ni a pregunta ni respuesta, solo una palabra sencilla sin motivos--

Sakura arrecosto su cabeza al hombro del peli negro, al mismo instante el volteo sus ojos para verla.

-- ¿A donde vas?, estas clonando a nuestros padres. --Dejo sus palabras marcadas con desilucion--

-- Nuestro padre...Quiere que vaya con el para afinar el trato, ya que soy el mayor. Quiere probar mis habilidades. --Sonriendo al mismo tiempo que Sakura--

-- Eso...Me hace feliz. --Murmuro ella-- ¿dentro de cuanto?. --

-- Dentro de poco. --

La peli rosa aferro su mano contra la de Itachi, el miraba sus manos sujetadas con felicidad.

-- Eres grandiosa Sakura, aveces quisiera saber. Que es lo que te hace, verdaderamente feliz. --

Sakura se impresiono, el Uchiha mayor lo noto por el sobresalte de sus manos. En pocos instantes un llamado atrajo la atencion del peli negro.

-- ¡Señorito Itachi, lo espera el carruaje!. --

-- Hum, eso fue. Muy poco tiempo. --Suspiro con sus ojos cerrados--

Los dos no se querian separar, pero la obligacion era imprudente. Sakura se alejo de el, con su habitual seriedad, pero el oji negros sabia que eso era una mascara que ocultaba su tristeza, hagarro su cara con sus dos manos y le dio un beso en los labios, Sakura se sorprendio, completamente incredula, pero acepto su beso, lleno de ternura, no fue un beso lleno de emociones, sino algo que los elevaba a la inconsciencia, al separarse los dos, el se esfumo sin palabra alguna y Sakura mantenia su vista al suelo, al cerrarse la puerta, y despues sonar los caballos seguir su rumbo, lo que le dio un golpe en el corazon, suspiro ondamente, salio del cuarto de Itachi, camino las escaleras de madera rapidamente, su cabello suelto fue lo ultimo que se asomo al irse de la casa, caminar, caminar, y caminar hasta pensar que estaba lejos de aquella casa vacia, solida, fria, el invierno adornaba el camino y el bosque, de pronto, los cascos de un caballo sonaba en el camino, Sakura giro su rostro al ver lo suficientemente cerca a un joven en un caballo.

-- Hola linda señorita, ¿la llevo?. --

-- No, gracias. Prefiero caminar. --Mirandolo fijamente--

-- No me perdonaria dejar a una hermosa dama en medio del invierno. --

Sakura se molesto por la insistencia, hasta que se le ocurrio una idea. Sabria que ese joven no la dejaria en paz, asi que corrio como un humano por el bosque, el chico la siguio corriendo dejando su caballo, Sakura siguio corriendo seguida por el chico, hasta llegar a una cueva.

-- ¡No te asustes hermosa! ¡solo quiero que estes bien!. --Entrando a la cueva--

El chico no podia ver nada, la cueva lo habia dejado ciego por completo, ni rastro de luz podia haber, asi que siguio caminando, hasta que observo unos dos ojos llevados por el rojo intenso, no le asusto, le dio curiosidad, en ellos habia belleza, se acerco hasta estar a un metro de distancia.

-- ¿Estas dispuesto a entregar tu vida?. --

La voz de aquella hermosa joven que el habia visto, deslumbraba la cueva, como si hubiera acariciado sus oidos, no podia responder ante semejante belleza.

-- ¿Puedo beber tu sangre?. --

La oji jade se acerco a el, mordiendo su cuello, el chico no reacciono, solo se iba debilitando, hasta morir, Sakura se esfumo de la cueva, alcanzo llegar a un lago, con sus dos manos hagarro el agua cristalina y borro las manchas de sangre en su boca, al ya no tener marcas de sangre se fue del bosque hacia el camino anterior por donde habia caminado, ahi estaba el caballo esperando a su amo, Sakura se monto en el y el animal comenzo a correr, hasta llegar a las calles del pueblo, Sakura notaba las miradas de muchos chicos incredulos al verla, y chicas murmurando unas con otras, Sakura no tomo en cuenta a nadie y siguio su paso, su cabello se veia mas palido por la noche, pero sus ojos aun tenian su intensidad, los cotilleos de su familia, de sus habilidades, y bla bla bla. Eran molestos para ella, fue a una antigua tienda, donde la vendedora era una señora muy mayor.

-- ¿Que desea joven?. --La atendio la señora con sus ojos clavados en el cabello de Sakura--

-- ¿Tiene algun objeto interesante?. --

-- Claro, para una bella joven como usted tengo lo que nescesita. --Yendose para luego regresar--

La señora le mostro algo a lo que Sakura no despego sus ojos del precioso objeto, una caja de madera oscura lisa con dibujos de flores tallados, al abrirla, la caja tenia un pequeño espejo, y una media luna hecha de oro.

-- ¿Cuanto vale?. --

-- 30 monedas de oro. --

La oji jade le entrego una pequeña bolsa con 60 monedas de oro, y se llevo la caja, se monto en el caballo de vuelta a su casa, dejo el caballo libre antes de estar cerca a su casa, y entro con copos de nieve en su cabello. Se fue rapidamente a su habitacion, coloco la caja en su escritorio con demas cosas como libros, joyas, etc. Se dio un baño, al darse cuenta de que ya amanecia, se acosto para dormir.

A la noche siguiente.

Sakura despertaba de su largo sueño, se levanto de la cama. Se lavo la cara y cuando salio entro la sirvienta, la ayudo a vestirse, un vestido color lila de seda, un moño alto y se marcho de la habitacion no sabria que hacer, todo era muy aburrido sin Itachi, el por lo menos era el divertido de la familia, con animos y con su reesplandeciente sonrisa, Sakura toco sus labios de manera pensativa, aquel recuerdo le resonaba la cabeza como algo inevitable, como si no pudiera olvidar y evitar su verguenza, ¡su hermano!. Le molestaba pensar tanto un tema sin cerrarlo cuando estaba en el centro de su mente, fue a la biblioteca, se sento y comenzo a leer un libro, estar en la enorme mansion la mantenia encerrada en la oscuridad, hagarraba su cabello casi a cada rato mientras leia, algo la mantenia desesperada, la soledad y el silencio eran reconfortante en momentos como ese, pero el saber que Itachi no volvera dentro de tanto tiempo, la mantenia muerta, como si ningun rayo de luz iluminara su corazon frio, la puerta sono sin Sakura darse cuenta, estaba en otro mundo definitivamente, unos ojos clavados en ella no la hicieron reaccionar, al alertarse Sakura, fue al oir el sonido de un libro, Sasuke estaba en otra mesa leyendo, inmediatamente Sakura pensaba retirarse, pero al observarlo, tenia otro semblante, jamas en su vida habria visto a Sasuke, Uchiha-Sasuke tan diferente, sus ojos tenian un vacio distinto, de tristeza, no se habia dado cuenta que lo llevaba mirando hace mucho rato, tome en cuenta el libro que habia estado leyendo, se me habia borrado de la mente todo lo que habia leido, volvio a leerlo desde el principio, sin quitar los ojos de reojo hacia Sasuke, me preguntaba porque tomaba tanto en cuenta su nueva actitud, me molestaba, ¿acaso me importaba?, no, entonces porque sigo sin despegar mis ojos de el, ya estaba harta, me esfume de la biblioteca casi corriendo, aliviada, subi a mi cuarto, ahi estaria tranquila sin ninguna molestia que me mantenga atada.


Dijo" "Pregunto" "Expreso


Nanyumi
avatar
Nanyumi
.::Hokage SღV::.

Femenino Mensajes : 142
Localización : en el ordenador

Ver perfil de usuario http://unanime.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.